VINO DE LA TIERRA LAS SIERRAS DE LAS ESTANCIAS Y LOS FILABRES
Las Sierras de Las Estancias y Los Filabres de la provincia de Almería, acogen a los 27 municipios que pertenecen a la zona de producción y elaboración de los vinos acogidos a la mención de calidad ‘Vino de la Tierra de Las Sierras de Las Estancias y Los
Filabres’. Concretamente los municipios son: Alcóntar, Serón, Bacares, Bayarque,Tíjola, Armuña, Sierro, Suflí, Lúcar, Somontín, Urrácal, Purchena, Olula del Río, Macael, Laroya, Fines, Partaloa, Oria, Líjar, Chercos, Albanchez, Cóbdar, Cantoria,Albox, Taberno, Arboleas y Zurgena.
Los tipos de vinos elaborados a partir de sus variedades autorizadas son blancos, rosados (a partir de una o más variedades tintas) y tintos:
· Variedades de uvas blancas: Macabeo, Chardonnay, Moscatel de grano menudo o morisco, Airén, Sauvignon Blanc.
· Variedades de uvas tintas: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Monastrell, Merlot, Syrah, Garnacha tinta, Pinot Noir, Petit Verdot.
Los vinos elaborados en las Sierras de Las Estancias y Los Filabres poseen una serie de notas que los diferencian. Así sus características organolépticas varían en función del tipo de vino:
Blancos: son de colores que van del amarillo pajizo al oro pálido, brillantes y con reflejos verdosos. Presentan aromas frutales y florales, recuerdos de hierba de monte seco, y lo mismo que en boca presentan su carácter mediterráneo.
Rosados: presentan colores rosáceos-frambuesas, vivos, intensos y brillantes. Sus aromas son de buena intensidad, limpios, potentes y afrutado con toques de golosina. En boca son muy sabrosos, equilibrados, frutales y con un postgusto afrutado muy agradable.
Tintos: son vinos con mucho color, cereza granate oscuro o picota, intensos y muy cubiertos. Sus aromas son de gran intensidad y potencia, que recuerdan a frutos negros, pasas, confituras, notas lácteas y florales con toques balsámicos. Son potentes en boca y con mucho cuerpo, presentando postgustos largos e intensos con recuerdos a frutas.
Tintos envejecidos: estos vinos siguen manteniendo un intenso color a cereza picota con ribetes rojizos. Sus aromas conservan frutosidad y complejidad. Al principio en boca surgen sabores afrutado, dando paso a una potente sensación tánica dulce suavizada por el envejecimiento. Son sabrosos, carnosos, con un final de boca persistente y duradero. Siendo vinos que se ha envejecido en barrica y botella.
La graduación alcohólica volumétrica adquirida mínima de los vinos con la mención Vino de la Tierra de Las Sierras de Las Estancias y Los Filabres’ son de 10% en volumen para los vinos blancos, 11% en volumen para los rosados y 12% para los tintos.

 

Las bodegas de la Sierra de las Estancias y los Filabres

PRUEBA BODEGA

PRUEBA BODEGA

0 comments